19 octubre 2009

Más allá del mar


Pregúntale al mar, si cierto es, que más allá del horizonte existe un lugar,
en el que nadar entre sueños ya olvidados es posible.
Donde moran todas las poesías no escritas,
Y el viento es música que nunca sonó.

Hoy mi amor,
El sol me llama a estar aquí.
Danzar con tu corazón.
Y navegar entre tus olas,
sin importarme naufragar.
Y sumergirme en tu mar.
Perderme en ti.

El alba me llama a cantar,
a recordarme y ver.

Fácil de distraer somos,
Y propensos a olvido también.
Más solo la voluntad nos permitirá recordar.
Ella te levanta de tu lecho,
ella te hacer estar vivo y no muerto

Dime donde vive la voluntad,
Y en su busca iremos.
No habrá valle, mar o montaña,
que se interponga en nuestro cometido.

Si un día despiertas y tu bienestar escapado a,
Levántate y en su busca ve.
Y aunque te cueste la vida, no desistas.
No hay mayor dolor que una vida perdida esperando tus sueños.
Esto es un juego, apostémoslo todo.
La vida no es tan seria, poco importan los resultados.

No hay un amanecer en los que tus sueños no te miren a la cara.
Si miedo a perder tienes. Perdido ya estás.

El mañana empieza hoy, y el ayer muerto está.
Atrapa tus deseos y baila con ellos.
Bebe de su boca y embriágate de ellos.

Hoy mi amor,
Sentirte allí donde este, mi anhelo es,
Escucharte en cada sonido y tu consejo ver, mi sueño es.
Amarte a cada acto y sentirte en cada hálito, es mi propósito.