22 agosto 2009

Acércate




Hoy estoy buscando palabras para llegar a tu corazón.
Pero no son las palabras las que pueden hacerme llegar a ti.
Solo mi corazón sabe hablarle a tu corazón.
Solo así siento que me escuchas.



A menudo me pregunto que busco en ti.
Un viejo recuerdo, un viejo sentir, un viejo calor, no se.
A menudo me pregunto que buscas en mí.

Me doy cuenta que solo tocando un corazón me siento completo.
Y es tu corazón el que quiero tocar.
Un viejo calor, un viejo recuerdo. Me traen aromas de amor.
Solo una cosa puede hacerme tan completo.
Y esa cosa es el amor.

Miro atentamente al conocer a alguien,
Busco en los ojos un corazón, busco encontrarte en tu mirada.
Tocarte sacude todo mi cuerpo.
El tacto de tu piel remueve mi alma.

Por qué nos alejamos cuando el amor quiere surgir desde nosotros.
Es ese sentimiento la única cosa que puede unir a las personas.
Es el amor lo único que todos estamos esperando con intensidad.
Que bella es una sonrisa que nace de lo profundo de ti.
Que hermosa es una mirada que sabe verte.
Que embriagador es el tacto de quien tan solo busca sentirte.

Me gusta escucharte, por que detrás de las palabras puedo sentirte a ti.
Detrás de las palabras puedo ver tus sueños.
Detrás de las palabras siento tus miedos.
Veo que no buscas explicarme algo, siento ganas de acogerte, de sentirte.

La vida duele, lo he sentido.
Que bien, poder sentir.
Solo cuando el sufrimiento surge, es cuando podemos recordar algo muy importante.
La comodidad nos hace sedentarios interiormente.
Cuando algo se descoloca es cuando la fuerza del corazón nace.
Solo cuando te sientes morir, es cuando surge la fuerza de tu corazón.
Hay algo en ti que no va a dejarte morir en vida.
Hay algo muy dentro de ti, que despierta, cuando te sientes sin fuerzas.
Cuanto más sufro más amo.
Te invito a que aceptemos nuestra vulnerabilidad.
Nuestra fuerza radica en la capacidad de dejar ver nuestro corazón.
En nuestra capacidad de amar sin motivo alguno aparente.
En poder acercarnos sin temor.

Solo amándonos nos podemos sentir.
Y lo único que hay de por medio son las dudas.
Ya no hay tiempo para las dudas.
Ni un solo segundo más.
En eso radica la fortaleza.
En la incapacidad de dudar.
En la seguridad de ser.
¿Por qué tendríamos que dudar en ser quienes somos?
¿Acaso podemos ser otra cosa?
No hay cosa más bella, que ver a alguien autentico.
Me estremece ver una persona con la osadía de ser espontáneo.
Amada osadía, cuanto te añoro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario